Felix Beltrán: Una vida dedicada a crear nuevas realidades.

 

Tuvimos la oportunidad de entrevistar a Félix Beltrán, en el marco de los 25 años de la carrera de Diseño Gráfico de la UNIVA. Él insistió, después de la entrevista, en darnos su currículum impreso. Aunque ya habíamos visto y leído mucho sobre él, nada supera escucharlo de viva voz, hablar de su destacada profesión: el diseño gráfico.

Nacido en 1938 en la Habana, Cuba es un artista gráfico humilde, culto y dispuesto, mundialmente reconocido con más de ciento treinta galardones y Doctorados Honoris Causa por la International University Foundation, Delaware, por la Universidad Autónoma de San Luis Potosí, y el Honorary Doctor in Letters del International Biographical Center, Cambridge.

Iniciamos la conversación, tratando de indagar sobre sus inicios en la vida profesional, preguntándole, ¿cuál fue su primer contacto con lo que usted podría llamar “diseño”?

Bueno, mis circunstancias mismas, crecemos en un entorno de diseño. Desde la cuna, el hospital donde a uno lo reciben, todo eso es diseño. La cama, la ropa de cuna o de bebé o como se pueda decir, eso es diseño. Es un entorno artificial creado por nosotros, los Pampers (pañales) no existen para las aves, ni existen para los otros animales y eso fue importante….

Yo me inclinaba a dibujar, también a la música, pero dibujaba bastante.  Pretendí estudiar medicina, psiquiatría, y no pude porque estaba cerrada la Universidad de La Habana por el conflicto político, esto fue a mediados casi de los cincuenta. Y bueno, mi procedencia era pobre y tenía que ir encontrando una alternativa y tuve la oportunidad de trabajar de asistente del director de arte McCann Erickson, una agencia de publicidad de primer nivel. Esa fue una circunstancia muy importante, porque ellos trabajaban en publicidad, pero los que estaban ahí eran escritores y eran redactores, eran diseñadores o dibujantes o lo que fuera y eran pintores destacados, uno de ellos era humorista. El director de arte era un español que había estudiado pintura, una gente culta con interés en la música, en la literatura, en la pintura, se hablaba de la pintura moderna, de Pablo Picasso, Joan Miró, René Magritte, de Salvador Dalí, que eran los nombres más difundidos.  Eso fue un crisol indudablemente.

 

Para sentirnos más en confianza, preguntamos cómo le debíamos de llamar, dudamos si Doctor o Maestro, a lo que contestó desenfadado: Félix, como el gato, es como yo prefiero.

Félix ¿Cómo vives el proceso creativo?

El proceso creativo es crear nuevas realidades, en definitiva, y uno de los problemas con frecuencia es que se trata de buscar fórmulas para ser creativo, yo creo que la creatividad se deriva de la necesidad, con un sentido práctico.

Para resolver el problema tienes que conocerlo bien. El problema es que con todo lo precipitados que son los procesos creativos, la gente se salta, no llega a adentrarse en el problema, y eso ocurre también en la medicina. A mí me vio un especialista de alto nivel en el Monte Sinaí, Centro Médico de Miami Beach. Y le dije: “tengo problemas en los pies, el pie plano, tengo problemas en las piernas, tengo un pie lastimado” y no me lo quiso ver, me vio la columna, y si me duelen los pies, me duele la columna porque me inclino hacia adelante cuando camino. Entonces… El problema es que quieren resolver los problemas sin calar en los problemas. Entonces lo resuelve porque… Por casualidad.

 

¿Dirías que el principio del proceso creativo es la exploración del problema de fondo?

Crear debe ser ante todo para resolver problemas, para resolverlos mejor de lo que se resolvían. Ahora, estamos muy obsesionados por lo nuevo. Porque el capitalismo nos inculca, la estructura social predominante nos inculca que lo nuevo es lo que trasciende lo anterior y no es así, no siempre lo que viene después es mejor que lo estaba.

 

¿Es una combinación de presente y pasado?

Es como una combinación de ambos, depende en qué medidas nos resuelve. Ahora todo el mundo quiere ser innovador, nuevo, diferente, llamar la atención.

 

¿Y no necesariamente quiere decir que sea lo mejor? En este caso…

Claro que no, yo tengo alumnas que se visten, que son el centro de la clase, pero no son las más seductoras.

 

¿Cuáles son los temas sobre los que actualmente te gusta trabajar?

Mientras más complejo es el problema estoy más incitado a abordarlo. Esto… Mientras más dificultad, lo prefiero más. Ahora, también el diseño no es magia. Hay clientes a los que también yo les he dicho, “mira el problema está en tu producto, en tu servicio”, el diseño no es magia. No va a resolverlo todo

Cambiamos de tema, quisimos preguntarle sobre su opinión sobre el arte y el diseño:

¿Para ti cuál es la diferencia?

Arte y diseño es lo mismo, lo que ocurre es que en arte tienes libertad para hacer lo que te da la gana, porque tú lo haces un poco para ti mismo. Entonces cuando interviene un cliente… En el arte no está la reproductibilidad, la reproducción que ocurre en el diseño. Me parece totalmente estúpido decir que el diseño es una cosa y el arte es otra.

Diseño tiene forma, textura, color, composición, tamaño, posición. El arte tiene forma, color, textura, posición… Es lo mismo, lo que cambia es la intención.

¿Y tú crees entonces que los diseñadores deberían hacer más arte?

Lo que pasa es que el arte está en una etapa muy difícil. Número uno, se ha querido incorporar como arte lo que no es arte, yo puedo poner esa computadora en el medio y decir que es una instalación, ¿me explico?,

Mario Orozco Rivero, un pintor destacado, mandó una caja de zapatos cualquiera a una exposición como una obra de arte.

 

¿Y funcionó?

Lo que pasa es que la gente tiene miedo de decir “esto no sirve”, porque cuando los impresionistas, los acusaron de que prácticamente… Van Gogh vendió un solo cuadro. ¿Sabes cuánto cuesta una pincelada plana de Van Gogh? Veinte mil dólares, esto cuesta veinte mil dólares. Y ahora no quieren desacreditar lo que hasta cierto punto, bueno desde mi punto de vista, carece precisamente de una reflexión.

 

Felix,  ¿nos podrías contar alguna anécdota sobre en el trabajo publicitario?

Voy a contar una que puede ser interesante. Yo fui profesor en la Escuela de Periodismo de la Universidad de La Habana y, esto… publicaban un boletín, y el boletín para una sección de noticias, yo hice una marca (logo) que era la “N” de noticias pero era como dos fragmentos de una flecha ¿Me explicó? La N era así cortada. En una ocasión me pidieron que me presentara inmediatamente en una de las oficinas del comité central del Partido Comunista de Cuba, porque había un problema con una de mis marcas. Cuando yo llego allí me muestran una revista editada en Caracas, creo que el nombre era El Informativo, o algo de eso, era una revista de periodistas. El título era “¿Quién se fumó a quién?. Aparecía mi marca, y la misma marca copiada por la Nebraska, que era un canal de televisión interno en el estado de Nebraska, y aparecía la misma ésta, hecha para la NBC, imagínate NBC. Pero ahí se comprobaba que la marca mía había sido anterior. Entonces… yo estaba aterrado, porque si llega a ser cierto que mi marca fue creada posteriormente a las anteriores, le podían haber aplicado una denuncia a Cuba de esas que son por millones, de millones, de millones, de millones… Porque las condiciones estaban creadas como para la confrontación, ¿Me explico?

 

¿Y uno de sus mejores clientes?

Bueno, tuve a Apple, por ejemplo. Apple, Apple. De conocer a Steve Jobs… En Cupertino. Un tipo inteligente, impositivo pero impositivo sustentado, no caprichosito. Si te decía “cuídate, no fumes”, digo esto como un ejemplo, te sustentaba bien. Era consciente de la importancia del diseño. Cuando crea NeXT, un equipo para la educación, le pidió prestado a Thomas Watson Jr. que era el CEO, el principal de IBM, era la competencia de Apple, a Paul Rand para hacer el diseño del logotipo y se lo prestaron. Como si ahora el PRI le pide al PAN, o no sé qué, eh… un pintor importante, o algo de eso.. Le hizo una sola propuesta pero sustentadísima y cuando la aprobó le dijo a Paul Rand, ¿me permite abrazarlo?. Paul Rand cobró en el año 85, cien mil dólares, uno arriba del otro. Un paquete de billetes.

Hablábamos de billetes, entonces, quisimos conocer su opinión respecto a la crisis que sufren algunos diseñadores, que cambian de profesión al no considerarla redituable. ¿A ellos, qué les recomendarías? Le preguntamos.

¿Qué es redituable para ti?. Le recomendaría que se prepararan más, esa es la única alternativa, prepararse más para poder enfrentar la competencia, e insistir, uno de los problemas que yo noto. Porque para mí las clases son como un experimento, porque yo les hago pruebas sin que ellos se den cuenta, es que les falta constancia. Es como si esto pesa y yo hago: “ay, no puedo”, entonces, ya lo dejo ahí. Yo puedo decir “ayúdame”, bien, o cárgamelo tú. Pero es que desisten muy rápido porque lo quieren todo rápido y fácil. He estado seis, siete horas, trabajando en un proyecto con un colaborador que tengo flotante, que resiste mucho. Y después de decirle “bórralo”, “no, cómo”, “bórralo”, “no que mira”, “bórralo”. Tiene que ser así.

 

¿Cuál es su mirada respecto al entorno digital en comparación de lo que se producía antes?

Yo te contestaría con otra pregunta ¿somos más felices, somos más justos, somos más plenos? ¿Tú crees que Johann Sebastian Bach necesitaba un sintetizador, ahora como los hay que pueden hacer música? ¿O William Shakespeare para escribir rápido, que escribía a mano, necesitaría una computadora?

Una última pregunta ¿qué estaba pensando cuando diseñó el cartel del Ché, el que tiene rayitas negras y rojas?

Yo fui miembro fundador del Movimiento “26 de Julio”, en Nueva York. Había una insignia que tenía, que era roja y negra: patria o muerte, dos franjas nada más, eso, lo apliqué. Eso nunca me lo habían preguntado, por cierto. Además, eso es pionero, en ese entonces no había computadoras, actualmente estoy trabajando otro con cuadritos….

Deja una respuesta

Contraseña perdida

Registro