Marketing Sensorial

En la planeación de un nuevo punto de venta, o elaboración de una campaña para alcanzar mayor recordación posible; tomar en cuenta el marketing sensorial, puede ser muy útil para obtener originalidad y lograr tus objetivos comerciales.

 

Según Clarisa Herrera Lafaille en su libro Branding: Marketing en todo sentido, el marketing sensorial se define como: “El proceso de creación de experiencias multisensoriales que se orienta a la creación de un producto o servicio único para el consumidor fácilmente reconocible, debido a su identidad sensorial. Esta identidad sensorial permitirá a las marcas penetrar de una manera más profunda en la mente de los consumidores.”

Actualmente, es un recurso utilizado por las grandes marcas para crear impacto en el inconsciente del consumidor, generando experiencias placenteras. El 95% de las decisiones se toman de manera inconsciente, por lo que, involucrar oído, tacto, gusto y olfato para lograr empatía con una marca, tiene mucho sentido.

El cuerpo humano es capaz de recordar el 1% de lo que toca, 2% de lo que escucha, 5% de lo que ve, 15% de lo que prueba y 35% de lo que huele. Aunque parezca increíble, el olor de tu institución bancaria, así como el de cada departamento del supermercado, están controlados para generar emociones y deseos. Una fragancia agradable puede mejorar el humor hasta un 40% y estimular la compra impulsiva en los puntos de venta. La marca Apple, diseñó un olor en particular que la identifica y lo puedes sentir cuando abres sus productos por primera vez.

Los sonidos, en concreto la música, hacen una gran diferencia en la percepción que se tiene de la marca. ¿Qué sentido tendría entrar a una tienda de ropa fashion y escuchar música clásica? Quizá no le prestes atención, pero inconscientemente te alejará del concepto necesario para comprar prendas de moda.

Como el marketing sensorial está centrado en crear experiencias, el orden, la decoración, los colores con los que se decore el lugar, deben de estar en perfecta armonía. Si hay algo fuera del lugar, el consumidor quizá no lo note inmediatamente, pero sentirá que algo falta, sobra o está fuera del lugar.

Un ejemplo de marketing sensorial realizado en Barcelona por la marca Cacaolat a través de la agencia Arena y JCDecaux, titulado ¿Conoces el aroma del placer? Consistió en impregnar con el olor de la bebida de chocolate, una parada de autobuses situada en la plaza de Cataluña, incitando de esta manera a los que esperaban el camión. Dicha campaña se hizo viral en redes sociales y publicity, ya que llamó la atención de medios tradicionales.

Otra campaña interesante, fue la que lanzó la marca Volkswagen y su área de responsabilidad social, thefuntheory.com, que tiene como objetivo tratar cambiar el comportamiento de la gente para su beneficio, por medio de acciones divertidas. La acción se realizó una estación de metro de Estocolmo y la idea era motivar el uso de las escaleras estáticas, en lugar de las eléctricas. Entonces, se implementó un piano gigante, simulando que cada escalón era una tecla y esta sonaba cuando la gente la usaba. La campaña tuvo mucho éxito, incluso hubo quien intentó “tocar” melodías conocidas.

Como podrás ver, el marketing sensorial puede aplicarse en diversas acciones, es cuestión de tenerlo en cuenta para ajustarlo a objetivos de posicionamiento de cada marca.

Deja una respuesta

Contraseña perdida

Registro