Una buena idea sin estrategia, no es buena idea.

BRANDCORP

“Es una vieja manera de pensar que cuanto más grande es una agencia de publicidad y más gente tiene, más buena es”.


 

 

 

En sus 22 años de historia, Brandcorp ha evolucionado de ser una agencia de diseño a enfocarse en la construcción de marcas.

 

 

 

Brandcorp empezó hace 22 años como agencia de diseño exclusivamente. Con el tiempo fue generando conceptualmente identidad visual, pero también arquitectura de marca y branding, hasta convertirse en la actualidad en el punto fuerte de la agencia, que se ha enfocado principalmente en la parte de estrategia de comunicación más que en únicamente “buenas ideas”.

Así lo señala Juan de Dios Mayorquín, CEO de Brandcorp, quien cuenta que “puedes vender una buena campaña hoy y el día de mañana no tienes un sustento hacia dónde dirigir, porque simplemente fue una buena creatividad, pero sin contenido, sin una línea qué seguir, sin definir cuáles son tus pasos; y la estrategia trae un lineamiento mucho más profundo, que trae etapas de la marca y se alimenta de diferentes creatividades, pero alineadas a un concepto de comunicación estratégico”.

Un equipo de 20 personas se dedica en la agencia a generar comunicación estratégica en la intersección entre diseño, cultura, tecnología y story telling, así como a crear planes creativos duraderos para el desarrollo y consolidación de grandes ideas para las masas.

Para Mayorquín, el éxito de una empresa de comunicación y publicidad tiene que ver con la estrategia propuesta a una marca, la profundidad con la que se haga y la consistencia que se tenga. “Hoy el reto puede ser mayor, porque hay mucha más comunicación, hay muchas más marcas, hay mucha más competencia, pero las pocas marcas que logran hacerlo, lo hacen muy bien y les va muy bien. Entonces, creo que hay una oportunidad ahí”, destaca.

Su optimismo sobre la situación que actualmente atraviesa el sector de la comunicación y publicidad no se aplica a la preparación que reciben los universitarios. Lamenta que “no hay un programa ahora que genere buenos publicistas, buenos asesores de marca; sí en cuanto a diseño y digital, pero en publicidad están cortos. Ahora es muy complicado encontrar un buen planner, un buen creativo, son escasos”.

Alrededor de 400 marcas de experiencia y 28 cuentas activas dan cuenta del afianzamiento de Brandcorp, donde sobre todo se buscan proyectos que sean distintos. “Para mí es muy difícil hacer una marca con la cual no hay empatía y que te digan que es una cosa cuando no lo es. Yo no puedo vender algo que no existe; no es mi ética. Entonces, todas las marcas que en esencia y en contenido son auténticas, sí son con las que trabajamos”, puntualiza Juan de Dios Mayorquín.

 

 

En BrandCorp, se apuesta a marcas como Cerveza Anónima, en lugar de Coca-Cola; o una línea aérea que no sea Aeroméxico, que pueda ser diferente, ya que, según el CEO de Brandcorp, “nos da una relevancia desde otro punto de vista”. – QUITARÍA ESTE PÁRRAFO.

En  su lista de intereses antepone la consecución de proyectos cada vez más relevantes que les hagan tener un sentido como publicistas y la exportación de creatividad a expandir sus horizontes y traspasar fronteras. “Es una vieja manera de pensar que cuanto más grandes y más gente, más buenos. De hecho, yo he estado reduciendo el número de gente y optimizando los procesos para encontrar el modelo óptimo y poder dar un servicio excelente, y tener realmente no muchos clientes, sino pocos clientes, bien cuidados y selectos”, dice Maryorquín.

El director general de Brandcorp concibe la publicidad como un ser vivo en su máxima potencia que continuamente está evolucionando y ante la cuestión de si todo está inventando en este sector apunta que lo que sucede es que van cambiando las formas y los tonos. Manifiesta en relación con este asunto que “probablemente puedas ver una idea parecida, pero con un toque diferente. Y es necesario.  Como humanos vamos evolucionando y tenemos que ir evolucionando”.

 

Sobre la AMAP

En su calidad de presidente de la AMAP Occidente, Juan de Dios Mayorquín, anima a las agencias a formar parte de esta asociación que tiene como misión desarrollar y mantener el más alto estándar de las prácticas profesionales y éticas en la industria de la comunicación de marketing y procurar el reconocimiento del valor y aportación de las ideas a través de su justa compensación.

En su opinión, el hecho de que sólo 12 empresas de Guadalajara sean miembros de la Asociación Mexicana de Agencias de Publicidad, se debe “simplemente a que no han tenido la curiosidad de ver qué pasa y qué es”, y destaca que una de las grandes ventajas de ser socio es que “vas cortando el tiempo de aprendizaje, porque si vas por tu lado vas un poco a ciegas. Acá tienes un termómetro en el cual compartes visión con otros empresarios que tienen tus mismos problemas y que los han resuelto de diferentes formas, más lo que existe de información en la AMAP. En definitiva, te ayuda a aligerar el tramo de experiencia y a estar en sintonía mucho más rápido”. 

Deja una respuesta

Contraseña perdida

Registro