Kumamoto apuesta por el marketing digital al servicio de la confianza

Para Pedro Kumamoto, la mejor publicidad es el boca a boca.

Los estudiantes de la UNIVA Guadalajara abarrotaron el auditorio donde el diputado independiente jalisciense Pedro Kumamoto impartió la conferencia “Nuevas oportunidades para los jóvenes ante el panorama actual”, organizada en el marco de la cuarta edición del Congreso de Ciencias Económico Administrativas y Negocios Internacionales Negotendencias.

En entrevista con Spot, patrocinador del foro, Kumamoto reconoció el importante papel que juegan en la política la publicidad y la mercadotecnia, especialmente el boca a boca: “Puedes tener 100 espectaculares, pero si la gente no confía en ti, lo que termina sucediendo es que puede más una opinión de tú a tú en una comida, que el hecho de que veas 200 spots diciendo que eres el mejor o la mejor persona del mundo”.

Pedro Kumamoto reconoce el importante papel que juegan en la política la publicidad y la mercadotecnia, aunque está convencido de que “las personas confían cada vez más en qué le dice un actor y cada vez confían menos en la publicidad digamos de posicionamiento de marca como tal, como que simplemente la marca habla de sí misma”.

 

No niega la utilidad que tiene el marketing digital, siempre que esté al servicio de la confianza. “Es decir –comenta–, no es lo mismo que te vean promocionado en Facebook, en Youtube, en Instagram… Claro que todo el mundo te va a ver, pero ¿qué impacto va a tener si no viene recomendado por alguien en quién tú confías? Al final del día eso es como la parte importante que debe tener la publicidad, que es buscar que personas en quienes confiamos confíen en algo que a nosotros puede parecernos interesante”.

En este mismo tema agrega que “siempre lo hemos dicho en México, que vende más que tú recomiendes una fonda o un restaurante a que en realidad tenga 40 espectaculares en el país. No es que la mercadotecnia que conocemos sea innecesaria, pero lo que sí quisiera decir es que hay un paradigma que ya está rebasado, que es pensar que sólo con eso puedo construir una marca, en este caso una marca política, y en otros casos, otro tipo de marca”.

Sobre la mejor publicidad, Kumamoto lo tiene claro: “la del boca a boca, la que se construye con confianza, que se consolida con congruencia y que se cosecha con cariño y con la entrada de la gente”. Eso sí, recalca que se trata de una publicidad con una alta dosis de riesgo, “porque la confianza se pierde solamente una vez”.

1 Comentario »

  1. Kumamoto es un ejemplo para jóvenes y adultos; con trabajo y voluntad, y claridad en el uso de recursos, se puede servir a la comunidad. ¡Necesitamos más “Kumamotos”!

Deja una respuesta

Contraseña perdida

Registro